Tipos de filamento

ABS: El filamento de ABS, acrilonitrilo butadieno estireno, es un polímero termoplástico bastante común en la industria, conocido principalmente por su buena resistencia a las bajas temperaturas y su peso liviano.

Disponible en la forma de filamentos 3D de 1,75 mm o 2,85 mm de diámetro en una gran variedad de colores. El ABS tiene propiedades interesantes para muchas industrias que desean imprimir en 3D piezas funcionales o prototipos. Aunque es más difícil de imprimir que el PLA, el ABS sigue siendo el material preferido de los profesionales de la impresión 3D debido a su alta resistencia a los impactos y la temperatura (entre -20 ° C y 80 ° C ). Ofrece superficies lisas y brillantes y puede soldarse químicamente con acetona.

El filamento de ABS tiene una temperatura de fusión de alrededor de 200 °C; se recomienda que la temperatura del extrusor de la impresora 3D esté entre 230 y 260 ° C. El uso de una bandeja calefaccionada (entre 80 y 130 ° C) es obligatorio cuando se desea imprimir ABS. Es un plástico que se encoge en contacto con el aire, causando un fenómeno de retiro (o deformación) de la pieza y por lo tanto su desprendimiento de la bandeja de impresión. Para piezas grandes, incluso es recomendable utilizar un adhesivo especial como Kapton o una laca adhesiva. Finalmente, es preferible una impresora 3D de cámara cerrada porque el plástico ABS emite partículas que pueden ser peligrosas para el usuario.

Es un material que debe mantenerse seco porque absorbe la humedad del aire, lo que hará que sea mucho más difícil de utilizar para imprimir.




HIPS: conocido como “Poliestireno de alto impacto” y se utiliza como material de soporte en impresiones de ABS o PLA.

Aunque la mayoría de sus propiedades mecánicas y físicas (rigidez, resistencia a tracción y a impacto, estabilidad térmica,...) son similares a las del ABS, hay una característica que lo hace diferente respecto a todos los demás que es su solubilidad en D-Limoneno.

Es un material indicado para realizar piezas técnicas ligeras y de alta calidad. Es un poco más ligero que el ABS y como en este es necesario usar temperatura en la cama de 90-110ºC para minimizar el efecto warping.


El filamento HiPS es resistente a los aceites, grasas y álcalis pero no al combustible. En cuanto a su post-procesado y acabado se puede cromar, pintar, pegar y lijar. El HiPS soporta mal los rayos UV, por lo que largas exposiciones al sol lo decoloran y vuelven quebradizo. Presenta una baja conductividad eléctrica, por lo que puede utilizarse como aislante. Por sus propiedades suele usarse en instalaciones de alta frecuencia. En cuanto a la temperatura de reblandecimiento el HiPS soporta hasta 95 ºC.




Nylon: Es un filamento que tiene muchas características interesantes, incluida una gran flexibilidad, resistencia al impacto o a la abrasión.

Normalmente, las piezas funcionales requieren tanto resistencia a esfuerzos como ambientales y el Nylon cumple con esto en la mayoría de los casos.

Los diferentes grados de nylon se clasifican según la cantidad de átomos de carbono que componen sus moléculas algunos de los mas comunes en impresión 3D son Nylon6 y Nylon12.


Nylon6: Es apto para usos generales de impresión, pero se destaca para piezas funcionales en donde se someterán a ciertos grados de tensión y stress mecánico, ya que sus especificaciones lo convierten en un material capaz de resistir considerables cargas, ya sean estáticas o dinámicas, por lo que es especialmente indicado para imprimir partes estructurales.

Posée una excelente adherencia entre capas como así también una destacada flexibilidad modulable con el “infill” de la pieza.

La formulación Nylon6 reduce la absorción de agua, lo que redunda en una muy buena resistencia al desgarro. La pieza impresa con Nylon6 se destaca como un brillante puro y distintivo respecto al resto de materiales de la gama, con un acabado translúcido en su versión óptico, el cual refracta los rayos UV, haciéndolo apto para exposición a luz solar por tiempos prolongados sin alteraciones.